¿Qué tipo de llantas debe usar mi auto?

¿Qué tipo de llantas debe usar mi auto?

Las llantas o neumáticos son una pieza fundamental de su vehículo, y quienes conocemos un poco acerca de lo que es “seguridad” no nos cansamos de repetir dicha afirmación cuantas veces sean necesarias, pues hay una indebida costumbre por parte de algunos conductores que esperan a que sus neumáticos se encuentren completamente “lisos” para pensar recién en adquirir unos nuevos. Eso, definitivamente, no es lo correcto.

Bueno, una vez entendido lo anterior, y si al revisar tus neumáticos te das cuenta de que quizá ya hace mucho debiste haber cambiado tu juego de ruedas, debes recordar que cada auto necesita llantas diferentes. Informarse adecuadamente sobre cuál es el tipo correcto que tu auto necesita es vital, ya que las consecuencias de llevar unas llantas que no son las adecuadas para tu vehículo son varias y algunas muy alarmantes que van desde un mayor consumo de combustible, un incremento en la rigidez de la dirección, un desgaste más rápido en las mismas, hasta problemas en la pérdida de potencia del vehículo y en la adherencia de las llantas al asfalto. También, al usar unas llantas que no son las adecuadas, éstas pueden deformarse, rasgarse y dañarse muy fácilmente, incrementando las posibilidades de sufrir un accidente de tránsito. Si obviar el cambio de neumáticos atentaba contra tu vida, el comprar los equivocados atentará además de lo anterior, contra tu economía.

Las principales consideraciones que se deben tener en cuenta a la hora de adquirir neumáticos nuevos son:

  • Que cumpla con las características y dimensiones recomendadas por el fabricante del vehículo.
  • Revisar el código DOT, que es una referencia particular para cada vehículo. Para informarse acerca de este código debe consultar el manual del propietario de su auto
  • El dibujo de las ruedas en la banda de rodamiento debe tener como mínimo una profundidad de 1,6 milímetros. Este requerimiento es muy importante, sobre todo a la hora de enfrentarse a superficies mojadas, pues en función de lo profundo del dibujo la rueda tendrá una mayor capacidad para adherirse a la superficie y evitar que el conductor pueda perder el control. La mayoría de modelos presenta lo que se denomina “indicador de desgaste”, y gracias a este elemento se puede saber si el dibujo ha alcanzado la profundidad mínima de desgaste.
  • Comprobar que la superficie no deje a la vista ampollas, deformaciones, grietas o cables sueltos. Siempre es bueno revisar detenidamente lo que se adquiere, visite siempre establecimientos de venta que le brinden confianza, seguridad y garantía.
  • Cerciórese de que el neumático aguanta la presión de aire recomendada para el vehículo. No debe sufrir pérdidas o variará drásticamente su presión en función de las condiciones atmosféricas a las que se vea sometida en la vía por la que se circula.

Recuerda: La mejor manera de evitar el desgaste rápido de tus neumáticos es procurar siempre una conducción segura. Evita las calles o carreteras con grietas, baches o en un mal estado evidente. No aceleres excesivamente, así como tampoco frenes de manera apresurada y brusca. Además de cuidar el estado óptimo de tus neumáticos, estas recomendaciones cuidarán tu integridad física.

¿Qué otras recomendaciones nos brindarías para asegurar el buen estado e nuestros neumáticos? Tus sugerencias y opiniones serán siempre bien recibidas en la casilla de comentarios a continuación.